Política Social y Seguridad

4.7 millones de personas mayores de la tercera edad trabajan, pero ¿conviene?

10-08-2017 11:02

Todo depende de la pensión que tengas y de cuánto comiences a ganar.

14 mil 670 personas mayores de 60 años se encuentran buscando un trabajo de tiempo completo en México y 12 mil 368 busca uno donde les paguen las horas extras. Agrandar
14 mil 670 personas mayores de 60 años se encuentran buscando un trabajo de tiempo completo en México y 12 mil 368 busca uno donde les paguen las horas extras.

Trabajar despues de pensionarse sí conviene con la nueva ley, pero los beneficios dependen de la pensión que se tenga.

Si fue por cesantía o vejez, no hay de qué preocuparse. La pensión continuará llegando mes con mes, sin importar que el trabajador haya cotizado para el ISSSTE, por haber sido trabajador de gobierno, o para IMSS como es el caso de todos los que trabajan para una empresa privada que da prestaciones de ley.

Además, trabajar despues de pensionarse tiene beneficios económicos, esto de acuerdo con las últimas reformas del 2015 y 2016.

Todos los pensionados que vuelvan a trabajar tendrán una Afore nueva en donde los trabajadores podrán acumular más dinero para su pensión o para otros fines. Y es que anualmente el trabajador tiene acceso a esa cuenta y puede hacer dos cosas.

La primera es retirar el dinero en una sola exhibición y hacer con ese dinero lo que guste o puede transferirlo a la administradora de ahorros de su pensión para que se haga un nuevo cálculo de sus rentas vitalicias o retiros programados.

 

Te puede interesar: Informales o por su cuenta, limitadas opciones de trabajo para mayores de 60, 27 de julio de 2017. 

 

Ahora bien, si la persona que se retiró lo hizo con una pensión garantizada, un tercer tipo de pensión en el que el gobierno federal ayuda a complementar un monto mínimo, de lo que depende si conviene o no que trabaje nuevamente, es de cuánto va a ganar en ese nuevo trabajo y por cuánto tiempo lo va a tener.

De acuerdo con el artículo 173 de la Ley del Seguro Social y el artículo 96 del ISSSTE, las pensiones de aquellos que tengan este tipo de pensión quedarán suspendidas por el tiempo en el que laboren como asalariados.

Esto significa que a estas personas no les va a llegar su pensión mientras estén trabajando, así que no podrán considerar su nuevo salario como una ayuda, sino como su única fuente de ingresos.

La pensión mínima garantizada para los trabajadores pensionados del ISSSTE es de 3 mil 34 pesos al mes, establecido en el artículo sexto de la ley de esta institución. Mientras que para los pensionados del IMSS es de 2 mil 401 pesos, este último ajustado al salario mínimo de la Ciudad de México, de 80.04 pesos diarios en este 2017.

En el caso de los trabajadores ISSSTE, su pensión garantizada rebasa en un 7%, el mínimo de la línea de bienestar de 2 mil 834 pesos mensuales a junio de 2017 según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Sin embargo, la pensión otorgada por el IMSS se queda a 18% de asegurarle a trabajador la línea de bienestar estimada por la institución.

 

 

Al partir de esta pensión como ingreso principal, es necesario considerar el tipo de trabajos ofrecidos a las personas mayores de 60 años. Estos son usualmente de auxiliares de limpieza o empaquetadores con un salario de 4 mil pesos, prestaciones de ley, apoyo de comedor y, en ocasiones, ayuda para transporte diario; de acuerdo con la bolsa de trabajo Indeed.com.

Un salario así significaría un aumento de 966 pesos o de 32% para un pensionado del ISSSTE y de mil 599 pesos o 67% para un pensionado del IMSS. Aumentos tentadores para personas con un poder adquisitivo tan bajo ¿no? Especialmente si se considera que este también es un aumento del 41% en la línea de bienestar básico de Coneval, lo que significa que está por encima del mínimo necesario individual para no estar en la pobreza.

Sin embargo, este salario solo duraría hasta los 65 años, edad máxima aceptada para trabajar de acuerdo con las ofertas laborales de Indeed.com.

Después de ese tiempo lo más probable es que se regrese a tener la pensión garantizada, a menos que con nuevo tiempo cotizado y el nuevo cálculo de la pensión el trabajador logre contar con un mínimo de dinero equivalente a poco más de 1,250 semanas cotizadas con al menos el salario mínimo en el caso de los pensionados del IMSS o de 25 años para los del ISSSTE.

No obstante, alcanzar estos montos solo significa que el trabajador puede costearse su pensión garantizada sin ayuda del gobierno.

 

Te puede interesar: Aprendizaje continuo, solución a problemas de mano de obra, 4 de agosto de 2017. 

 

El principal motivo por el cual estas pensiones se suspenden durante un trabajo de asalariado es porque el gobierno federal pone de sus recursos para completar este monto mínimo garantizado ya que los ahorros del trabajador no son suficientes para cubrirlo, es decir que al suspenderlo se evita que el gobierno federal continúe poniendo del erario.

Lo mismo pasa en caso de que un trabajador sea pensionado por incapacidad laboral y reingrese al trabajo, sus pensiones se suspenden y al retirarse se hace un nuevo cálculo para saber cuál es la renta mensual que le corresponde y si necesitará o no apoyo para contar con un mínimo de ingresos.

Actualmente, 14 mil 670 personas mayores de 60 años se encuentran buscando un trabajo de tiempo completo en México y 12 mil 368 busca uno donde les paguen las horas extras, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2017 de Inegi.

Si bien este total de poco más de 27 mil personas solo equivalen al 0.56% de las 4.7 millones de personas mayores de 60 años que trabajan, son una muestra de la necesidad que existe en esta población de contar con mayores recursos económicos una vez que se ha alcanzado una edad de vejez.  

 

MÁS INFORMACIÓN: Ley del Seguro Social, reformada en 2015. 

MÁS INFORMACIÓN: Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, reformada en 2016. 

Comentar