Tecnologías y Educación

80% de los datos web llegan a América Latina a través de Estados Unidos

02-08-2017 16:21

La mayor parte de los cables de cobre que AL sigue usando para conectarse a Internet pasan por Estados Unidos, lo cual añade a la comercial y política otra dependencia: la red

Para LA resulta imposible dejar de depender de Estados Unidos cuando se trata del acceso a internet. Agrandar
Para LA resulta imposible dejar de depender de Estados Unidos cuando se trata del acceso a internet.

El 99% del tráfico de internet desde Sudamérica es controlado desde Estados Unidos.

La dependencia de Latinoamérica hacia Estados Unidos es un asunto histórico, resultado de la ubicación geográfica.

No obstante, una de las aristas menos conocidas es que sin Estados Unidos, los latinoamericanos tampoco recibirían un servicio esencial en el siglo XXI: el internet.

 

Los cables que permiten conectarse a internet en los países de América Latina pasan por Estados Unidos.

 

Si se toma en cuenta la infraestructura disponible, nueve cables intercontinentales que viajan por el suelo del Atlántico, además de su obsolescencia se revela un problema para la conectividad de todo el subcontinente.

De esos cables, ocho pasan por Estados Unidos antes que por América Latina.  El noveno ya no es funcional y está saturado, como fue revelado por la empresa Eulalink, al presentar su proyecto de cable submarino para unir Brasil con Portugal y Madrid a partir de 2018.

Para poner un ejemplo de lo poco eficiente de este arreglo: un correo electrónico enviado de Santiago de Chile a Buenos Aires, ciudades que están separadas por mil 400 kilómetros, viaja 15 mil kilómetros. ¿El motivo? La obsoleta infraestructura de la región que por falta de renovación hace que ese correo recorra una distancia 10 veces mayor que la que separa ambas ciudades.

Aquí describes el viaje  hará que información viaje no de manera directa, porque no hay esa infraestructura, sino que recorra 15 mil kilómetros, por el océano Pacífico hasta California, en Estados Unidos.

 

Te puede interesar: Medios digitales de AL buscan independencia económica para recuperar confianza de audiencias, 27 de julio de 2017.

 

Posteriormente, tendrá que atravesar toda la masa continental de ese país, casi 4 mil kilómetros en línea recta, para llegar a Miami, conectarse al cable localizado en el Atlántico, y hacer el viaje de regreso a la ciudad argentina.

El 80% del tráfico internacional de datos que llega a América Latina pasa por Estados Unidos. En comparación, el 40% de la información de Asia pasa por Estados Unidos y solo el 20% de los que corresponden a Europa pasan por ese país de acuerdo con la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Más allá de lo poco práctico que es tener toda la información de América Latina fluyendo por Estados Unidos, lo que eleva los costos de las telecomunicaciones en la región, también es un asunto de soberanía nacional.

Esta conexión hace a los latinoamericanos vulnerables al espionaje. Esto se puso en evidencia cuando la Agencia de Seguridad nacional de Estados Unidos (NSA) interceptó los teléfonos celulares y dispositivos de comunicación de funcionarios brasileños, incluida la entonces presidenta de esa nación Dilma Rousseff, situación facilitada por la naturaleza misma de la infraestructura física del tráfico de datos.

"Lo más probable es que el seguimiento sea hecho por cables submarinos y satélites. En las transmisiones internacionales y llamadas, la mayoría de los cables pasa por Estados Unidos", indicó el ministro de Comunicaciones brasileño en 2013, Paulo Bernardo, citado por O Globo.

 

Latinoamérica trató y falló al emancipar sus datos

La Unasur aprobó desde 2013 un proyecto para acabar con la dependencia informática hacia Estados Unidos.

La creación de un mega-anillo de fibra óptica a través de la región acabará con la desviación de  información a través de los cables que cruzan el Atlántico, y que por tanto, no cruce  por Estados Unidos.

Este anillo tendrá una extensión de 10 mil kilómetros y sería financiado por las empresas de telecomunicaciones estatales de los 12 países integrantes del proyecto. Cada pondrá un monto de 100 millones de dólares (17 mil  820 millones de pesos).

Sin embargo, el proyecto debía estar listo en 2015, pero quedó suspendido por la crisis política de Brasil, que afectó a la empresa Eletrobrás , responsable del diseño de los nuevos cables.

 

Te puede interesar: Fuerte caída de confianza en medios tradicionales, 90% de mexicanos prefieren internet, 20 de julio de 2017.

 

Los cables de México también pasan por Estados Unidos pero su dependencia es más entendible, apuntan los expertos de la Unasur por la distancia geográfica considerablemente menor. Aun así la infraestructura mexicana, que conecta a los hogares, también es obsoleta.

 

TELMEX el monopolio de las telecomunicaciones en México.

 

México concentra el 23.1% de las conexiones de la región y es, después de Brasil, el país con el mayor número de personas con internet, de acuerdo con la consultora Dataxis, especializada en telecomunicaciones.

Es también el único mercado en el que existe un casi monopolio histórico de telecomunicaciones en Telmex, indicaron. Más de la mitad, el 51.5% de las conexiones, se realizan a través de alambres de cobre, una tecnología que corre el riesgo de dejar de funcionar par 2020, de acuerdo con la consultora.

 

MÁS INFORMACIÓN: Unasur desarrolla un mega-anillo de fibra óptica que pondrá fin a la dependencia internet con EEUU, Unasur, 2012

Comentar