Salud y Medio Ambiente

Francia y Reino Unido “declaran la guerra” a la gasolina… ¿y México?

02-08-2017 06:55

La enorme dependencia del país con el mercado estadounidense hace prácticamente imposible el dejar de hacer autos a gasolina y diésel.

Estados Unidos es el principal mercado de la industria automotriz mexicana. Agrandar
Estados Unidos es el principal mercado de la industria automotriz mexicana.

En 23 años, las agencias automotrices de Reino Unido y Francia no podrán vender vehículos que usen gasolina o diésel.

Ambos países pusieron en marcha un agresivo plan para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y un paso importante significa la renovación total de la flota vehicular para antes de que inicia la segunda mitad del siglo XXI.

Con esta medida, se prevé que para el 2050 todos los vehículos que circulen tanto en Francia como en Reino Unido y Francia sean eléctricos o híbridos.

Otros países también se han sumado a la iniciativa de la renovación vehicular por alternativas menos contaminantes: India prevé que todos los autos vendidos en el país sean eléctricos en 2030; Noruega pretende poner fin a las ventas de coches de gasolina y diésel en 2025, y Alemania aspira a que un millón de autos eléctricos circulen en 2020.

 

Te puede interesar: El gasolinazo SÍ afectó la venta de autos, te decimos cómo, 18 de mayo de 2017.

 

Esta decisión implicará la transformación de la industria automotriz mundial y ya hay algunos fabricantes que “se están poniendo las pilas” para decirle adiós al uso de gasolina y diésel en los vehículos.

Por ejemplo, Volvo (empresa de origen sueco, pero ya en manos de un consorcio chino) ya levantó la mano y anunció que en 2019 únicamente fabricará automóviles eléctricos o híbridos.

En contraste, Estados Unidos no ha dado señales de tomar medidas en este sentido, por lo que México también se quedará rezagado en esta materia debido a la dependencia de la industria automotriz del país con el mercado estadounidense.

 

Una decena de armadores de vehículos tienen instaladas plantas de producción en México.

 

70% de las exportaciones de vehículos de México van para Estados Unidos, de acuerdo con datos del 2015 del Observatorio de la Complejidad Económica, por lo que si ese país no cambia sus políticas en materia de venta de autos, la industria mexicana no se verá obligada a cambiar, y por ende, en el mercado interno seguirán vendiéndose coche a gasolina y diésel.

En cambio, solo 0.31% del total de las exportaciones mexicanas de vehículos tienen como destino el Reino Unido y 0.17% van para Francia.

 

México depende de EU

Actualmente, México no se puede dar el lujo de voltear a otro mercado que no sea el estadounidense en materia de exportación de autos.

En 2016, 30% del total de las exportaciones que hizo México fueron automotrices, esa industria supera, y por mucho, a las petroleras.

Según la Balanza Comercial de Mercancías de México que publica mensualmente el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en el año pasado el monto de las exportaciones automotrices fue de 113 mil 316 millones de dólares (algo así como 2 billones de pesos al tipo de cambio actual).

 

 

Es decir, casi 80 mil millones de dólares de exportaciones automotrices a EU hacen que ese país determine cómo se fabrican los autos y con qué tecnología. Y todo parece indicar que en la tierra de Donald Trump, la gasolina y el diésel gozan de cabal salud.

Más allá de los montos, de cada 10 autos que se producen en México, ocho se exportan y seis de estos vehículos llegan a Estados Unidos.

En 2016, México produjo 3 millones 465 mil 615 vehículo, de los cuales exportó 2 millones 768 mil 268 vehículos a todo el mundo, pero 2 millones 133 mil 724 terminaron en mercado estadounidense.

 

 

Esa proporción se ha repetido a lo largo de una década, por lo menos, de acuerdo con los reportes de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz.

Así que si Estados Unidos le sigue diciendo que sí a los motores de combustión interna, México deberá seguir produciéndolos.

 

¿Cómo será el cambio?

Sin dar aún detalles específicos, tanto el gobierno francés como el del Reino Unido, dieron a conocer que pondrán en marcha un programa de apoyos para que los que menos ingresos tienen puedan cambiar su vehículo a gasolina por uno híbrido o eléctrico.

Tan solo en 2016, en el Reino Unido fueron registrados 2.7 millones de autos nuevos, lo que convierte a ese país en el segundo mercado más grande, únicamente detrás de Alemania.

 

Te puede interesar: Crece 200% parque vehicular en CDMX y Edomex en 15 años, 21 de julio de 2017.

 

Por ello, renovar el parque vehicular será una labor titánica que requerirá recursos millonarios. El primer “empujón” será una inversión de 3 mil millones de libras esterlinas (unos 71 mil millones de pesos) para limpiar los caminos de ese país del aire contaminado.

De todos los autos que circulan en el mundo, solo 2 de cada mil son eléctricos y China es el líder en el uso de esta tecnología, pues en sus calle circulan 650 vehículos de este tipo, según la Agencia Internacional de la Energía.

 

México lleva tres años seguidos produciendo más de 3 millones de automóviles, la mayor parte se exporta a Estados Unidos.

 

Según las previsiones de los propios fabricantes de automóviles, se espera que en 2020 circulen en el mundo entre 9 y 20 millones de coches eléctricos, es decir un incremento considerable tomando en cuenta los 2 millones que reportan en la actualidad.

Para 2015 la cifra podría llegar a 70 millones y, si todo sale como se planea, en 2014 habría al menos 600 millones de autos no contaminantes en el mundo.

Seguramente México se quedará retrasado, mientras el mundo dejará de usar gasolina.

 

MÁS INFORMACIÓN: Exportaciones de autos de México, Observatorio de la Complejidad Económica, fecha de consulta 1 de agosto de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Boletines de prensa anuales, Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, fecha de consulta 1 de agosto de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Información Oportuna sobre la Balanza Comercial de Mercancías de México, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, fecha de consulta 1 de agosto de 2017.

 

Comentar