Salud y Medio Ambiente

Adelantos médicos que mejorarán la vida de los pacientes, gracias a un pequeño cambio tecnológico

23-06-2017 16:16

Desde métodos para cerrar heridas sin hilo y aguja hasta insulina que puede tomarse vía oral, la medicina ha dado pasos tecnológicos para mejorar la vida de los pacientes.

En los últimos años los avances médicos han mejorado la calidad de vida de millones de pacientes. Agrandar
En los últimos años los avances médicos han mejorado la calidad de vida de millones de pacientes.

Uno de los objetivos de la tecnología es ayudar a sanar los males de la humanidad.

En los últimos 50 años la ciencia y el conocimiento humano han avanzado exponencialmente, más que en los 4,000 años de historia anterior, según al periodista de ciencia, Michael Hanley.

La medicina ha tenido importantes avances junto con la tecnología, hoy hay nuevas e ingeniosas maneras de abordar problemas de salud que ayudan a mejorar la calidad de vida de los pacientes o a prevenir la aparición de enfermedades.

Arena Pública te presenta tres de esos avances.

 

Cerrar heridas sin hilo o grapas

El mecanismo para cerrar heridas no había cambiado demasiado desde la antigüedad cuando los egipcios usaban una aguja calentada al fuego e hilo para coser el área afectada.

Este método, cuando no se hacía correctamente, podía llevar a infecciones, o impedir que la herida cicatrizara de manera correcta.

 

Te puede interesar: Dominan farmacéuticas e imponen precios inaccesibles para los mexicanos, 23 de mayo de 2017. 

 

Hasta 2011, más allá de las suturas y las grapas, no había alguna otra forma de ayudar al proceso de curación de una herida.  

Steri-strips, su nombre comercial, es un mecanismo  diseñado para agilizar el proceso de sanación y evitar infecciones en heridas superficiales, las que no ponen en riesgo la vida del paciente.

Es comercializada por la empresa 3M, la misma que hace cintas adhesivas, herramientas de construcción y curitas.

 

Fuente: Cost Product

 

El dispositivo promete a los pacientes menos dolor y una cicatriz menos visible, porque los puntos y las grapas dejan marcas además de las que provoca la herida en sí.

Se usa como si fuera una pieza de tela adhesiva. Dos partes del mecanismo se pegan a ambos extremos de la herida y después, unas tiras entrecruzadas se jalan, generando tracción y uniendo la piel. 

Este dispositivo ya está a la venta y en Amazon cuesta 362 pesos un paquete de cinco. Puede aplicarse en casa, para cortes muy superficiales, o por un médico para cortes más profundos que no pongan al paciente en riesgo de desangrarse.

Pero este no es el único adelanto, existe uno para heridas profundas.

Inventado por el doctor israelí Moris Topaz, Topclosure usa el mismo principio de la sutura de mariposa, es decir, usando bandas adhesivas externas que unen los extremos de la piel por medio de la tracción, para cerrar heridas más complejas y que requieren mayor intervención médica.

Gracias a este sistema se reduce el tiempo de cicatrización, puede ser usado por la gente alérgica al material normal de las suturas y, además, evita en muchos casos la necesidad de tomar injertos de piel.

Topclosure funciona con bandas adhesivas externas y un mecanismo de cierre. 

 

Topclosure está en el mercado desde 2011 y se usa desde 2014 en hospitales en Israel. Igualmente, se vende en Amazon y cuesta 2,262 pesos, pero debe ser aplicado por un profesional médico, pues es para heridas más graves.

Hasta el momento, no se han registrado efectos secundarios con la utilización de este método de sutura. Los pacientes que lo han usado dicen que la cicatrización fue mejor, más rápida y el proceso de retiro del aparato menos doloroso que el retiro de puntos o grapas.

 

Monitorear la salud de tu hijo desde lejos  

Para los padres primerizos puede resultar confuso conocer aspectos importantes de la salud de su hijo que aún es demasiado pequeño para decirles con exactitud cómo se siente.

La prevención de la enfermedad es el mejor tratamiento, de acuerdo con los cánones médicos y este es el principio de la siguiente invención.  

Good Parents Inc., una compañía estadounidense fundada en 2015, desarrolló Kiddo, una pulsera que pueden usar los niños de tres a 10 años y que se conecta a una aplicación en el celular de los padres para “rastrear su actividad”.A través de sus sensores, monitorea cuatro aspectos: temperatura, ritmo cardíaco, sudoración y niveles de actividad. 

Esos datos combinados con los algoritmos desarrollados para este fin, permiten entregar a los padres informes sobre su estado de salud, niveles de estrés, calidad de sueño y niveles de actividad, es decir cuánto ha corrido, brincado o en general qué tanto ejercicio ha hecho.

Con ello, si el padre ve a su hijo decaído o actuando de manera extraña, puede llevar la información al doctor y a partir de ello, hacer un diagnóstico.

Está basad en la tecnología de los "activity trackers2 para adultos, y adaptado a funcionar en niños por medio de un algoritmo que permite detectar alteraciones. 

 

El brazalete junto a la aplicación. 

 

Cuando el dispositivo detecta una alteración, emite una alerta al celular de los padres. También permite que los padres pongan metas a sus hijos como cepillarse los dientes y que los niños obtengan recompensas a través de “puntos” que pueden intercambiar por regalos virtuales en la plataforma.

En 2017, el proyecto se subió a la página de fundación colectiva kickstarter, una página de internet que acepta donaciones de dinero para fundar proyectos tecnológicos o empresas nuevas.

A la fecha, ya superó más de dos veces su meta inicial de conseguir 25,000 dólares para financiarse, y comenzará a entregarse a cualquier parte del mundo el próximo diciembre.

 

Te puede interesar: 4.2 millones de obesos mórbidos en el país. México duplica el promedio mundial, 12 de junio de 2017. 

 

El costo será de cerca de 2,700 pesos, aunque puede ordenarse desde ahora en línea y recibir un descuento.

 

Diabéticos podrían cambiar inyecciones por pastillas

Uno de los aspectos que más disminuyen la calidad de vida de una persona que sufre de diabetes tipo 1 es la dependencia a la insulina, que deben inyectarse de manera diaria para controlar su enfermedad.

Para hacer que estos pacientes no tengan que pasar por agujas, un grupo de investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrolló microcápsulas de insulina que se administrarán vía oral.

 

 

Los diabéticos tipo 1 deben inyectarse insulina a diario.

 

El equipo dirigido por Guillermo Ismael Osorio Revilla y Tzayhri Gallardo Velázquez de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) del IPN creó una cobertura para las cápsulas que es lo que permitirá que la insulina llegue a la sangre de los pacientes.

La razón por la que la insulina es inyectada es porque esta se degrada por los ácidos del estómago si se administra vía oral. Con el adelanto de los investigadores los jugos gástricos no digerirán la insulina y esta podrá llegar al torrente sanguíneo de los pacientes, afirmaron.

La investigación se llevó a cabo con fondos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y ya ha pasado las pruebas in vitro y en ratas, donde se demostró que el recubrimiento en efecto protege a la insulina.

El siguiente paso es la prueba controlada en pacientes humanos, que puede tardar unos años, según los investigadores. Este invento podría beneficiar a más de 4 millones de mexicanos que viven con diabetes tipo 1, según la Federación Mexicana de Diabetes. 

 

MÁS INFORMACIÓN: Microencapsulan politécnicos insulina para administrarla vía oral , IPN, 2016. 

Comentar