Gobiernos y Finanzas Públicas

Los 'salarios rosa' en el mundo son contributivos, no se cargan al erario como en Edomex

07-06-2017 11:20

Alfredo del Mazo no es el primero en proponer un proyecto para las amas de casa.

Durante la última década varios países han visto desfilar propuestas para solventar de alguna manera el trabajo no remunerado de las amas de casa. Agrandar
Durante la última década varios países han visto desfilar propuestas para solventar de alguna manera el trabajo no remunerado de las amas de casa.

La idea de otorgar un salario rosa no es nueva.

Durante la última década varios países han visto desfilar propuestas para solventar -de alguna manera- el trabajo no remunerado de las amas de casa.

Sin embargo, en ningún país se ha aprobado, al menos no de la manera propuesta por el gobernador electo del Estado de México, Alfredo del Mazo.

En Uruguay, las integrantes de la Liga de Amas de Casa han realizado en varias ocasiones propuestas para jubilarse con posibilidad de tener una pensión.

La última de ellas fue en junio de 2016, cuando le pidieron al Banco de Previsión Social -organismo que coordina los servicios de seguridad social- que les diera la oportunidad de hacer contribuciones para llegar a tener una pensión.

Las amas de casa argumentaron que son responsables de múltiples tareas de toda índole y el timonel de la economía doméstica, pero no obtuvieron respuesta de las autoridades.

 

Te puede interesar: Salario para amas de casa, la oferta ¿irreal? de Del Mazo, 10 de mayo de 2017.

 

Anteriormente en 2010, una diputada llevó el mismo caso ante el pleno uruguayo para convertirlo en una propuesta de ley, donde sin contribuciones, la amas de casa pudieran tener acceso a la jubilación con financiamiento del Banco de Previsión Social.

En ese entonces el director del banco señaló que al ser el sistema de seguridad social de tipo contributivo resultaba imposible que las amas de casa tuvieran jubilación sin aportar como trabajadoras.

Al no contar con un patrón, el banco uruguayo no las puede considerar para una futura pensión, caso contrario a las trabajadoras domésticas que al recibir un salario pueden elegir dar una aportación voluntaria de 0.03% de su salario para jubilarse, al tiempo que sus empleadores que en muchas ocasiones son las mismas amas de casa dan otro 0.03% para la pensión de su trabajadora.

 

Mujeres miembro de la Liga de las Amas de Casa de Uruguay. 

 

En la India la idea de otorgar un ingreso a las amas de casa fue más parecida a la presentada por Alfredo del Mazo, sin embargo, los ingresos no vendrían de las arcas de un estado y mucho menos de la federación, sino de sus cónyuges.

El Ministerio para el Desarrollo de Mujeres y Niños de la India propuso que los esposos debían otorgar un porcentaje de su ingreso mensual a sus parejas en septiembre de 2012.

El objetivo de esta iniciativa era el empoderamiento de la mujer, pues el ministerio defendía que esta clase de medidas podrían disminuir la violencia doméstica, pues con un ahorro propio las mujeres no tendrían que soportar malos tratos por no contar con alguna protección económica.

Las reglas de la ley y en especial el porcentaje que debería otorgarse a las amas de casa no llegó a darse a conocer.

 

 

Un aspecto clave para otorgar ayudas a las amas de casa es su contribución económica, las pensiones no van a cuenta del erario como en el Estado de México

 

El caso italiano es distinto y más viejo.

Desde 1997 Italia creó el Fondo Amas de Casa, un programa de previsión social que permite a los hombres y mujeres de 15 a 65 años inscribirse a este fondo para obtener una pensión en su vejez.

La ayuda no es gratuita, anualmente los inscritos en el fondo deben dar un contribución mínima de 25.82 euros, lo que significaría tener un ahorro de dos euros al mes.

Esta contribución puede ser mayor según la voluntad de la persona. Una vez pasados los 65 años, se hace una cuenta de los años de contribución y la cantidad que la persona destino y se otorga una pensión personalizada, de acuerdo con lo acumulado en el fondo personal.

 

Desde 1997 Italia creó el Fondo Amas de Casa, un programa que permite que las amas de casa  obtengan  una pensión en su vejez.

 

Así mismo todas aquellas personas dedicadas al hogar están obligadas a inscribirse a un seguro de gastos médicos otorgado por el gobierno, que también requiere de una mínima contribución 19.21 euros anuales pero que protege a las amas de casa en caso de sufrir algún accidente en el hogar.

Tanto en el caso uruguayo como en el italiano un aspecto clave para otorgar ayudas a las amas de casa es su contribución económica, las pensiones no van a cuenta del erario como en el Estado de México, pues lo presionarían sin ninguna aportación a cambio.

 

Te puede interesar: La trampa del "salario rosa" Samuel García,  15 de mayo de 2017 

 

En el mercado el trabajo doméstico tiene ya un valor.

El sueldo promedio de una ama de casa mexicana con hijos debería de ser de 63,413 pesos al año, lo que significa tener un salario de 174 pesos diarios o al menos dos salarios mínimos, de acuerdo con la última Cuenta Satélite del Trabajo No Remunerado del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicado en 2015.

 

MÁS INFORMACIÓN: Cuenta sátelite del trabajo no renumerado de los hogares de México, INEGI, 2015.

MÁS INFORMACIÓN: Presentan proyecto para jubilación de amas de casa, El País, 2010. 

MÁS INFORMACIÓN: Don't consider monthly income to housewives as salary: Krishna Tirathhttp, The Economist Times, 2012. 

Comentar