Salud y Medio Ambiente

Errores médicos podrían evitarse con prácticas, pero en la UNAM hay insuficientes cadaveres para realizarlas

22-12-2016 12:23

La UNAM creó recientemente el primer programa de donación de cuerpos en México y el tercero en América Latina que cuenta ya con 150 donadores.

La práctica es fundamental para evitar la negligencia y los errores médicos. (Imagen tomada de La Gaceta UNAM) Agrandar
La práctica es fundamental para evitar la negligencia y los errores médicos. (Imagen tomada de La Gaceta UNAM)

Ingresó al hospital por una hernia hiatal que le provocaba reflujo, fue sometido a una cirugía laparoscópica pero le perforaron el esófago.

La negligencia realizada por médicos adscritos al Instituto Mexicano del Seguro Social en marzo de 2016 provocó daños irreversibles al paciente cuyo caso es llevado por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

Probablemente el médico que realizó la cirugía no tuvo suficientes prácticas, como los egresados de la universidad más grande del país.

A la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México no le alcanzan los cuerpos para que los alumnos practiquen, reveló Diego Pineda Martínez, el jefe del departamento del Anfiteatro.

“Tenemos más de 12 mil residentes que están haciendo su especialidad, médicos ya egresados a quienes les estamos poniendo a practicar en la mañana la misma operación que van a hacer por la tarde, ese es un panorama muy bonito, el problema es que con estas cifras tan altas de alumnos que tenemos no nos alcanzan los cuerpos,” dice.

La Facultad de Medicina de la UNAM tiene una población de 12 mil residentes estudiando una especialidad que necesitan hacer prácticas prequirúrgicas y 1,800 alumnos de pregrado. El año pasado el Anfiteatro recibió en préstamo a 300 cadáveres y en 2016 sólo a 170. En contraste universidades como la del estado de Minnesota en Estados Unidos o la Buffalo en Nueva York recibieron casi 600 cadaveres en donación durante 2015.

La práctica es fundamental para evitar errores médicos, sentencia Diego Pineda.

Hace 16 años dos estudios revelaron que en Estados Unidos ocurrían entre 44 mil y 98 mil defunciones al año asociadas con errores médicos, un número que excedía a los decesos por accidentes vehiculares, cáncer de mama y sida.

A partir de entonces el país vecino exigió a las universidades que los estudiantes tuvieran un mínimo de 80 horas de práctica a la semana, los errores después de ello disminuyeron drásticamente, explica Diego Pineda.

En México no existen cifras tan precisas, pero la firma legal Abogados de Negligencia Médica señala que al cierre de 2013 había 1,775 procesos penales contra médicos negligentes y más de 170 casos de malas prácticas.

Para hacer frente a esta problemática la UNAM creó recientemente el primer programa de donación de cuerpos en México y el tercero en América Latina que cuenta ya con 150 donadores.

 

Cuerpos prestados

Los cuerpos con los que trabajan los alumnos de medicina de la UNAM son prestados, no donados.

El Servicio Médico Forense les presta los cuerpos, en su mayoría están autopsiados o en estado de putrefacción avanzada porque algunos llegan a permanecer hasta cuatro semanas en cámaras de refrigeración a la espera de que alguien los pueda identificar, lo que limita la investigación. Otros cadaveres son prestados por la secretaría de Salud y en ese caso están completamente íntegros.

El préstamo se realiza por un año y 7 días, muy poco tiempo si se toma en cuenta que hay investigaciones que duran hasta cuatro años. Otro problema con los cadaveres no donados es que en cualquier momento los familiares que los identifiquen pueden reclamarlos, lo que echa por tierra el tiempo y recursos que los alumnos inviertan en alguna investigación.


Práctica de laparoscopia en cadáver humano en la Facultad de Medicina de la UNAM.

“Todos los cuerpos que llegan con nosotros son gente desconocida que no decidió llegar ahí, estamos en busca de ese principio bioético”, declaró el jefe del departamento del Anfiteatro de la UNAM.

La facultad de medicina tiene dos líneas de investigación que se han visto amenazadas por la falta de cuerpos: la de identificación humana basada en características de la población mexicana y la de variantes anatómicas de la población mexicana.

Ambas son importantes porque actualmente la mayoría de las referencias anatómicas, fisiológicas y descripciones en libros hacen referencia a poblaciones europeas o estadounidenses, hay muy poco que sea de población mexicana. Es muy frecuente que en la parte quirúrgica se realicen procedimientos que salgan mal porque hay un desconocimiento de la variación anatómica mexicana, explica Pineda.

Con cuerpos donados los estudiantes de medicina tendrán la posibilidad de hacer estudios intencionados sabiendo los antecedentes clínicos de las personas y realizar investigaciones amplias sin temor a ser interrumpidas. El programa que recién comienza se impuso como meta lograr las cifras de donación de países como España y Estados Unidos.

 

A FONDO: Presentación del programa de Donación de Cuerpos en la Facultad de Medicina de la UNAM, noviembre 2016.

A FONDO: Programa de donación de cuerpos, UNAM.

A FONDO: Conoce el programa de donación de cuerpos, CONACYT, 9 de noviembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: México a punto de prohibir la experimentación con embriones humanos, científicos rechazan la ley, 27 de octubre de 2016.

Comentar