Gobiernos y Finanzas Públicas

Se impone gasto corriente a discurso de austeridad

31-03-2015 10:37

El gasto corriente creció 12.5% anual al primer bimestre o 51.2 mil millones de pesos.

Las cifras son enfáticas al revelar que el recorte no ha comenzado a aplicarse. Agrandar
Las cifras son enfáticas al revelar que el recorte no ha comenzado a aplicarse.

En el primer mes del año sonaron las alarmas del gobierno federal para hacer centrar la atención de la agenda mediática en la preocupación por la disminución de los ingresos petroleros y la consecuente implementación de un recorte presupuestal para prevenir presiones financieras en el presupuesto público.

Apenas corrió un bimestre para que las cifras se impusieron al discurso. Durante enero y febrero el gasto más cuantioso del gobierno creció 12.5% anual.

Este es el gasto corriente, que representa el 60% del total de la erogación del gobierno federal y agrupa a la nómina, la compra de recursos materiales y todo servicio necesario para el desarrollo de la vida burocrática.

En enero pasado el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, había anunciado que de los 52 mil millones de pesos que se recortarian al presupuesto público de las dependencias del gobierno federal, el 65%, esto es 33.8 mil millones de pesos se disminuirían del gasto corriente.

Sin embargo, las cifras son enfáticas al revelar que el recorte no ha comenzado a aplicarse, por el contrario, el gasto corriente de este año arrancó con 51 mil 277.4 millones de pesos más que al primer bimestre del 2014.

Así, al primer bimestre del año la situación financiera del gobierno federal registró un déficit de 95 mil 571.7 millones de pesos, mucho mayor al registrado en el mismo periodo del 2014 por una diferencia de 44.3 mil millones de pesos.

El segundo gasto de gobierno federal que impulsó el aumento del déficit fueron los subsidios y transferencias condicionadas, que representan casi 4 de cada 10 pesos del gasto total del gobierno federal y experimentaron un aumento de 22.5%.

Dentro de los subsidios se inscriben los apoyos de todo tipo que se entregan a las familias de escasos recursos y que tan cuestionados son en años electorales como el presente por el uso que en algunas zonas se les ha dado con fines electorales, este gasto se incrementó en 46 mil 272.6 millones de pesos.

El tercer gasto que más se incrementó durante el primer bimestre fue el relativo al capital para inversión que casi se triplicó a comparación del 2014 con un incrementó de 176% en la inversión financiera al pasar de 11.5 mil millones a 32.7 mil millones de pesos.

Del lado opuesto, la aportación más significativa a los ingresos presupuestarios provino del bolsillo de los ciudadanos y del sector empresarial.

La recaudación del impuesto sobre la renta, el tributo que grava los ingresos de los mexicanos creció 6.3% y representó 4 de cada 10 pesos del total de los ingresos públicos del bimestre con un total de 202.6 mil millones de pesos.

No obstante, el tributo que destacó por su significativo incrementó de 272% fue el impuesto especial sobre producción y servicios, que pasó de 17.5 mil millones al primer bimestre del 2014  a 67 mil 416.4 millones de pesos el presente año.

 

A FONDO: Consulta el reporte de la información de finanzas públicas y deuda pública a febrero del 2015.

OPINIÓN: ¿Quién para el gasto?. Columna de Samuel García del 31 de marzo 2015.

MÁS INFORMACIÓN: Posible ajuste presupuestario para el 2016: Videgaray. Nota de Arena Pública del 4 de marzo del 2015.

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.