Dos años 'Conectadas', por la igualdad de género

24-03-2019 09:22

Les confieso estimadas lectoras y lectores que hoy planeaba escribir sobre Internet daemons, pero decidí posponer ese tema en vista de que finaliza marzo, mes internacional de los derechos de las mujeres, y CONECTADAS1 cumple dos años de existencia y lucha.

Así que estas líneas son plasmadas por mi pluma, gracias a un trabajo colaborativo de mujeres conectadas por la igualdad en  industrias y organizaciones públicas y académicas fundamentales para el desarrollo de México: las de redes y medios digitales y tecnologías de la información.

CONECTADAS nace un 24 de marzo de 2017 cuando un grupo compacto de mujeres empoderadas, con larga y exitosa trayectoria, bien llena de obstáculos, historias y resistencias, bajo el lema de Mujeres por Más Mujeres, nos reunimos y acordamos conectarnos con más mujeres para luchar en favor de que generaciones más jóvenes de mujeres en México que han elegido alguna  especialidad o carrera en el ámbito de las comunicaciones, medios o TIC, puedan llegar sin tantas barreras e injusticias, a la cima profesional.

Y lo hagan, sí, a través de méritos, conocimiento, dedicación y resultados, pero sin capas extra de requisitos, pruebas y escalones o laberintos exclusivos para mujeres, que en realidad esconden una profunda discriminación, exclusión y violencia a manera de resistencia, por parte de quienes por muchos siglos han tenido el monopolio del poder, la voz y el voto para decidir y controlar lo que afecta directamente tanto a hombres como a mujeres las cuales constituyen el 51.4% de la población de México conforme  la encuesta intercensal 2015 del INEGI.

Además de compartir la visión de “los sectores de tele-información incluyen y promueven, en condiciones igualitarias, a mujeres líderes en la toma de decisiones, convencidos de los beneficios que aportan a su desarrollo y al del país”, las Conectadas tenemos en común el ámbito profesional en el que nos desempeñamos.

Todas nos laboramos sea desde el ámbito público, privado, académico o social- en el mundo de las telecomunicaciones, la radiodifusión o las tecnologías de la información y comunicación (TIC), sea como ingenieras, economistas, abogadas, físicas, matemáticas, periodistas, comunicólogas, sociólogas, creadoras, financieras, emprendedoras, etc. y por ello  queremos incidir en estas industrias pues además en ellas hay una especial hambre de igualdad, diversidad e inclusión en beneficio de todos y todas. 

De acuerdo a las mejores prácticas para lograr incidencia y cambio, en Conectadas tenemos una clara identificación del problema complejo de la desigualdad de género, particularmente en estas industrias en México y en la región, gracias a los hallazgos de destacadas mujeres de la historia contemporánea, que han estudiado, medido, sistematizado y debatido la discriminación y la violencia contra las mujeres bajo disciplinas, metodologías y lentes varios y en diálogo constante con hombres que escuchan y quieren contribuir a cambiar el estado de las cosas también.

A través de procesos horizontales y del principio fundamental de buena sororidad, o sea de ayudarnos en hermandad, logramos consensar nuestra misión de Impulsar a mujeres en sectores de tele-información y crear las condiciones adecuadas que permitan su inclusión y liderazgo con igualdad de oportunidades en los ámbitos público, privado, académico y social.

Estamos conscientes de la necesidad de trabajar en varios ejes atacando causas, síntomas y consecuencias específicas y puntuales de la desigualdad laboral que empieza con silenciar a las mujeres en el ámbito profesional, ya no digamos restringir su acceso a posiciones de alto nivel.

En esta etapa fundacional nos hemos abocado a estudiar a fondo las bases teóricas, las estadísticas no muy abundantes para México, los métodos, el lenguaje adecuado, estrategias de inclusión, programas de mentorías, comparativos internacionales y modelos de incidencia. El cambio tiene su teoría y práctica, sus tiempos, métodos y tácticas; para incidir positivamente hay que estudiar, experimentar, escuchar y reconsiderar rutas e innovar. Requiere mucho más que hacer uso de la voz, pero comienza con ella.

 

Estamos conscientes de la necesidad de trabajar en varios ejes atacando causas, síntomas y consecuencias específicas y puntuales de la desigualdad laboral que empieza con silenciar a las mujeres en el ámbito profesional

 

En estos primeros dos años, Conectadas logró elevar la conciencia y sentido de urgencia  haciendo uso de la voz, del conocimiento y la experiencia de sus fundadoras y de aliadas y aliados externos, sobre la necesidad de luchar contra la discriminación, de acelerar el paso en la carrera por la inclusión y promoción de mujeres a niveles de alta responsabilidad y toma de decisiones así como la importancia, a veces no comprendida, de que organizaciones de todo tipo adopten fórmulas más eficaces para contar con voces femeninas expertas en diferentes especialidades.

Es decir, a  promover la presencia y voz de las mujeres especialistas en foros públicos, pues sin ellas no pueden visibilizarse sus enormes contribuciones a la ciencia, la cultura, la política, la empresa, a la innovación tecnológica y a la sociedad en su conjunto.

Sin la voz femenina en foros hasta hoy preponderantemente masculinos, no se pueden tomar  decisiones de mercado y de política pública completas y ricas en conocimiento y perspectiva; porque el silenciamiento consciente o inconsciente, de las profesionistas de estas industrias además de indignante, priva a las empresas, agencias reguladoras, universidades, gobiernos y desarrolladores de tecnología de ideas frescas desde otro ángulo, de mayores utilidades, bienestar e  innovación y mayor productividad y competitividad y por tanto es irracional.

El solo hecho de habernos reunido hace dos años y compartido visiones y posibles avenidas, elevó nuestro nivel de conciencia de la necesidad de impulsar la agenda de igualdad en nuestras propias organizaciones y algunas logramos abrir un diálogo y poner propuestas sobre la mesa.

Por ejemplo Maria Elena Estavillo y yo lo hicimos en el IFT para expresar la necesidad de perspectiva de género en el reclutamiento, promoción y retención de talento femenino, de abrir canales efectivos de atención de casos de acoso o discriminación; de generar indicadores y estadística de los sectores regulados con perspectiva de género, de crear programas de teletrabajo, horarios flexibles para tod@s, licencias de paternidad extendidas; y dichas propuestas tuvieron eco y algunas fueron arropadas por el IFT.

Incluso hubo cursos para hombres y mujeres sobre nuevas masculinidades, los sesgos inconscientes de la discriminación en el trabajo y el hogar; y sobre el fenómeno ampliamente documentado por Rebecca Solnit en su inigualable ensayo “Men Explain things to Me”, que resultó en acuñar el término de #MANSPLAINING [2] (los hombres nos explican cosas a las mujeres, incluso sobre feminismo y las causas estructurales de la violencia y la desigualdad). Fue un avance que logramos en el IFT.

Varias Conectadas del sector privado persuadieron a sus organizaciones para sumarse al esfuerzo y han patrocinado varios proyectos de Conectadas y han asumido compromisos como el que hace cuatro días divulgó la CANIETI junto con Conectadas, de organizar foros incluyentes y aspirar a la paridad en paneles y seguir los lineamientos de Conectadas como guía hacia la paridad en foros. En esa misma ocasión, anunciamos la colaboración para impulsar un nuevo premio 4TIC-Conectadas, donde se hará un reconocimiento de las mejores prácticas de inclusión de género. https://conectadas.org/sugerencias-de-conectadas-para-adoptar-practicas-de-igualdad-en-foros-eventos-congresos-y-paneles/.

En esta primera etapa, fuimos conociendo otras líderes, organizaciones, iniciativas y estudios que abordan el mismo problema, en éste y otros sectores productivos, o bien que se enfocan a la inclusión de niñas y jóvenes en carreras STEM, y al acceso de niñas y mujeres a las TIC, o a la erradicación de la violencia. Todas éstas son causas muy relevantes por las que hay que luchar, y vertientes del mismo fenómeno, pero es muy importante focalizar el proyecto de incidencia para ser asertivas y eficaces.

En estos dos años, entre otras acciones, las integrantes de Conectadas nos dimos a la tarea de escribir nuestras historias y experiencias, con la conciencia de lo importante que es compartir aprendizajes para otras mujeres que están comenzando sus carreras, y también para mostrar algunas de tantas formas en que las mujeres pueden construir su futuro y tomar espacios de liderazgo, lo que requieren muchas niñas y jóvenes que buscan modelos a seguir.

Este esfuerzo se vio a poyado por la Universidad de Guadalajara que publicó un libro presentado en la FIL en diciembre de 2018 sobre las vidas y mensajes de las Conectadas iniciales. Hemos llorado la partida de María Elena Meneses y Grace Quintanilla quienes tanto enriquecieron nuestras vidas; hemos reído, trabajado y avanzado juntas.

Nos sabemos empoderadas y queremos usar el conocimiento, influencia y poder en beneficio de otras mujeres. Creemos en que el poder debe usarse para incidir positivamente en beneficio del bien común, nuestra visión no es de una estructura social vertical, egocéntrica, sino la de una red con un código de ética y sororidad, que busca despejar el camino profesional de mujeres que se incorporan a las TIC para que tenga menos piedras, trampas y baches como las que nosotras tuvimos al recorrer el nuestro.

 

En CONECTADAS Nos sabemos empoderadas y queremos usar el conocimiento, influencia y poder en beneficio de otras mujeres

 

El 23 de abril de 2018 presentamos públicamente a Conectadas en el Tecnológico de Monterrey y hubo un interés de hombres y mujeres muy esperanzador por sumarse de alguna forma. La recepción a la iniciativa tanto de organismos constituidos como de las personas que se expresaron a través de las redes sociales fue extraordinaria. La convergencia en la necesidad de impulsar la agenda de igualdad en todos los sectores se hizo evidente. La sororidad de grupos y asociaciones con objetivos similares se sumaron a este llamado.

Asimismo, en ese año tuvimos reuniones de trabajo, acercamientos y comunicados con empresas, legisladores, Cámaras, asociaciones profesionales, medios, periodistas, la fuente en telecomunicaciones, para sensibilizar sobre la importancia de impulsar la igualdad de género.

Celebramos con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes un convenio de mentorías a niñas de escasos recursos para impulsarlas a que estudien una carrera STEM; presentamos propuestas a los candidatos a la presidencia de la República y al equipo del presidente López Obrador, para impulsar nuestra agenda de inclusión.

Hemos impulsado una campaña permanente para sumar a personas en lo individual e instituciones al compromiso de tener foros, eventos, presídiums y publicaciones incluyentes. Incluso en instituciones internacionales de reconocido prestigio como el International Institute of Communications (www.iicom.org) establecido hace 50 años en Inglaterra, dirigimos desde Conectadas una respetuosa misiva para pedirles intensificar sus acciones en pro de la igualdad de género en sus prestigiados eventos mundiales y regionales, a lo que respondieron muy positiva y comprometidamente, porque señores y señoras, la realidad es que #SÍHAYEXPERTAS en estos sectores tecnológicos a las que los líderes, hoy predominantemente hombres, deberían e incluso desearían escuchar por su alto grado de conocimiento.

Al margen de la escasa presencia de mujeres especialistas en cargos directivos y mandos medios tanto en empresas como en la academia y el gobierno, lo cierto es que es importante visibilizar las numerosas expertas que hoy existen, y escuchar su voz en beneficio de industrias, gobiernos y sociedades.

El año pasado también lanzamos un ejercicio innovador de mentorías Conéctate con las expertas para jóvenes profesionistas y estudiantes. Mesas redondas para abordar temas de interés de las jóvenes como liderazgo, networking, sponsoring, entre otros.

Estamos trabajando en un manual de buenas prácticas laborales por la inclusión.

Apoyamos una serie de iniciativas, foros y encuentros de otros grupos que luchan por la inclusión e igualdad de género. En Conectadas escuchamos, aprendemos y aportamos; tenemos la piel gruesa para enfrentar resistencias y crítica propositiva y seguiremos en la lucha contra sistemas, prácticas y discursos o lenguajes violentos, discriminatorios y condescendientes.

También sensibilizamos a otras mujeres de la importancia de la sororidad, de apoyarnos y sumar, y no reproducir culturas, estructuras y normas sexistas que nos enseñó la misma sociedad. Tenemos igualmente un rol de procurar cambios sistémicos para que los hombres puedan liberarse de estereotipos, roles y prejuicios para que puedan ingresar y disfrutar más el mundo privado, el mundo familiar, como parejas, educadores, cuidadores de familia, y expresar con más libertad sus emociones.

Estamos convencidas de que hay mejores formas de convivir, producir, gobernar, educar, decidir y comunicar, dirigir en lo público y lo privado y todas empiezan por la inclusión y el equilibrio en las relaciones de poder entre hombres y mujeres como ciudadanos iguales ante la ley.

 

@LabardiniA


[1] www.conectadas.org y twitter conectadas_mx

[2] Por supuesto que hay mucho conocimiento que hombres sabios y expertos  pueden explicar, enseñar y  transmitir a otros hombres y mujeres y  viceversa, pero lean el Ensayo de  Solnit  para comprender a qué explicaciones muchas veces ignorantes y siempre condescendientes se refiere a la autora.